Osho

Publicado: 2011/12/15 en control mental, falsos profetas, religion

– Rajneesh Chandra Mohan Jain ó Acharya Rajnees ó Bhagwan Shree Rajneesh (osho) , el “Gurú de los Rolls Royce”, “Encarnación de Buda” u Osho, son algunos de los alias de este otro bribón de los negocios espirituales que llevaba el tren de vida del un degenerado capo mafioso. Como todos los colegas aventureros de su estirpe salió un día de la India cargado de superchería mística y asienta en EEUU el movimiento Osho, como un grupo filosófico de los tantos que proliferaron por la época hippie y que hasta hoy tiene sus nostálgicos. La gran simpatía del charlatán y su palabrería filosófica lo hicieron convincente y simpático facilitándole la pesca industrial de corderos del misticismo.
– Su doctrina Zen es un refrito con el poético palabreo de siempre sobre iluminación de la conciencia, la “verdadera naturaleza del individuo y la conciencia”, meditación, tomando y reciclando enseñanzas de otros místicos como Krishná, Buda, Jesucristo, Lao Tse, Sócrates, etc., tomándose como modelo de iluminación, siempre en ese lenguaje nada lacónico ni concreto que acostumbran los charlatanes: “La conciencia, o la capacidad de atestiguar, emerge como consecuencia de la practica de la meditación. La meditación, que puede practicarse por medio de técnicas de lo mas variadas, permite al individuo trascender la identificación con el ego, desechando las proyecciones de identidades falsas creadas por la mente”. Lo que ha publicado en inservibles libros y videos basados en sus lucrativas conferencias. En gran parte eran las mujeres de su harén quienes se encargaban de escribirlo.
– El cinismo de su seudo espiritualidad que intenta ocultar su materialismo lo descubre como un vulgar comerciante mundano, tal que producto de su negocio llegó a poseer joyas, ranchos, acciones en bolsa, editoriales, etc y lo más extravagante de sus gustos: una colección de 93 Rolls Royce donde acostumbraba “meditar” y arremeter lujuriosamente contra féminas de su movimiento.
– Entre sus irresponsables excentricidades figuran el haber profetizado con la convicción de un profeta bíblico el fin del mundo para 1999, el fin de todas las guerras para el 2000 y que solo una forma de vida extraterrestre cambiaría lo inevitable, y por medio de su secretaria que dos tercios de la humanidad morirían a causa del SIDA excepto los miembros de su comuna, recomendando “el uso de preservativos y evitar los besos”.
– Vicioso y promiscuo de la peor calaña, aprovechaba el ascendiente sobre sus fieles para encamarlas y consumidor de Diazepan y óxido nitroso en cantidades suficientes para sus delirios alucinatorios. Pero por lo menos era sincero en cuanto a la hipocresía ascética de otros de su misma ocupación como Maharishi o Swami Bhaktivedanta Prabhupada, fundador de los Hare Krishnas, pues desvergonzadamente disfrutaba sus orgías tantricas incestuosas, con menores de edad aconsejando esa forma de llevar la vida. Evasor de impuestos, amante de los lujos, predicaba ser un dios Buda reencarnado

– Tal vez sus excesos personales no hubiesen llamado la atención de no haber trascendido en sus propósitos respecto al mundo exterior. En 1981 sus adictos americanos compran un rancho de 26 mil hectáreas en Oregon con finalidad de formar una comuna agrícola que llamaron “Rancho Rajneesh”, muy evocador del sueño que imaginó en Guyana otro demente que fue Jim Jones, y fundaron en ella una ciudad en la que llegaron a vivir tres mil de sus seguidores y llegaron a ser tantos que pensaron en tomar las riendas de la región incluyendo a la ciudad vecina de Antelope cuyos ciudadanos nada tenían que ver en sus asuntos filosóficos, y mediante elección deciden cambiarle de nombre a la ciudad por el de Rajneesh, incorporándose al rancho, ahora llamado Rajneeshpuram, y empezaron a exigir derechos preferenciales para las actividades del rancho ante la oposición de los residentes autóctonos. La tensión empezó a destapar la olla de su granja donde se descubrió que esta funcionaba despóticamente en base al autoritarismo buscando un control total de mentes, actitud propia de esas sectas, y en parte con el interés nada noble de producir dinero para satisfacer los caprichos del seudo dios que lideraba el grupo, mientras las condiciones de vida de los fieles era poco envidiable. El clima se acaloraba más con los residentes originales y los rufianes del clan de Osho empezaron a mostrarse amenazantes, acumular un arsenal de armas, dentro del círculo de Osho se intentó asesinar a su médico y en las afueras al fiscal del condado de Jefferson, se hicieron saqueos y se incendió la oficina de planificación del condado de Wasco y se hacían escuchas telefónicas y con micrófonos dentro de la comuna y en su acto más denigrante llegaron a cultivar la bacteria Sallmonella que esparcieron en restaurantes de Wasco, afectando a más de 700 personas, con lo que esperaban poder influir en las elecciones de la comisión del condado inhabilitando a los votantes locales, por lo que se considera un pionero del bioterrorismo.
– En 1985, miembros de su banda son arrestados en un aeropuerto de Carolina del Norte en ruta a las Bahamas con 58.522 dólares en efectivo y un millón de dólares en joyas lo que le costó primeras planas, un tour por varias cárceles en Carolina del Norte, Oklahoma y Portland, una fianza de 400 mil dólares y la deportación de EEUU, pero Osho denuncia en 1987 por medio de su abogado haber sido envenenado por las autoridades americanas lo que el fiscal y la opinión pública tomaron humorísticamente, hasta llega a alegar una conspiración del gobierno de Reagan quién en esos años andaba mas ocupado en conspiraciones importantes junto el Papa y los contras nicaragüenses. El propio Osho sufría al parecer de una diabetes antigua y los años de excesos pasaban factura.
– Mientras paseaba por el mundo con su Jet privado y regresa a la India dejando a sus lugartenientes de la banda con los juicios, muchas de las cuales eran mujeres y fueron condenadas a pasar años en la cárcel de Oregon por sus ataques bioterroristas con Sallmonella y el fraude migratorio, entre ellos, su secretaria Sheela una mujer que acostumbraba andar armada fue condenada a 20 años en 1986. Osho ya era un apestado en el mundo civilizado y fue expulsado de Grecia y luego de un corto periplo internacional vuelve a la India donde muere en 1990.
– Otros timadores no menos habilidosos en esta senda New Age, han sido tipos como Swami Bhaktivedanta Prabhupada, fundador del “Movimiento Hare Krishna”, que siempre se mostró como paradigma del místico amable hasta que un ex seguidor apareció asesinado y se destapó la olla de grillos de su organización que escondía maltratos y abusos en sus escuelas, lo que les abrió juicios a la secta incluso luego de la muerte del capo de la banda. Swami Satchidananda, creador del Instituto de Yoga Internacional “Yogaville”,gurú del yoga integral y amante de los autos de marcas lujosas, propietario de un helicóptero y promiscuo amante pese a predicar el celibato. Gurú Maharaj Ji (ó Prem Rawat), otros estafador iniciado desde muy joven en el negocio familiar del espiritualismo que heredó del padre, fue proclamado a categoría de divinidad por sus secuaces y él mismo y así es recibido en Nueva York por seguidores fanáticos, también cuenta con su jet privado y residencias en varios países producto de sus estafas, encabeza “Elan Vital”, tiene denuncias por fraude pero su negocio marchaba sobre ruedas.

Fuente:  http://www.igooh.com/notas/santones-al-descubierto-2-el-chanta-de-osho/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s