Mas Sobre José Arguelles

Publicado: 2011/12/02 en Uncategorized

Antes que nadie –o al menos antes que muchos otros sembraran el pánico y se llenaran los bolsillos a costa de agitar el asunto– anunció que el fin de los tiempos iba a suceder el año 2012, según su personal interpretación del Calendario Maya. Fusionando sus creencias alienígenas con las indigenistas, declaró ser la reencarnación del Príncipe Maya Pacal, representado en la cripta funeraria del Templo de las Inscripciones, en Palenque, Estado de Chiapas, México, que es además símbolo de las “paleovisitas extraterrestres” o la llamada Teoría de los Antiguos Astronautas, desde Erich vön Däniken hasta nuestros días.

Menos conocidas son sus aventuras en los grupos donde anunciaba el inminente desembarco de naves de otros mundos, como la Organización Activación Planetaria que formó con el contactado Sheldan Nidle. Ideas a las que nunca renunció sino que fue remodelando: recordemos que Argüelles afirmaba ser portador de un mensaje que los “mayas galácticos” de las Pléyades nos dejaron hace 5.000 años.

El pasado 23 de marzo le tocó su propio final. Mientras aquí celebrábamos el octogésimo aniversario de dos iconos pop del racionalismo galáctico (Jim T. Kirk y el Sr. Spock) fallecía don José Argüelles, presidente de la Fundación para la Ley del Tiempo, promotor y creador del Calendario de 13 Lunas y autor de la llamada “telepatía interplanetaria” o Telektonon, sistema o técnica espiritual que será utilizada por los seguidores de sus revelaciones en las bases Crest el 21 de diciembre de 2012, día en que –según Argüelles– la humanidad dará un “salto en la conciencia” (lo que antes era “el fin del mundo”) en 13 zonas bien definidas del globo terráqueo.

Nadie que desee comprender las últimos coletazos de la New Age puede prescindir de este personaje, en cuyos detalles biográficos no abundaré (fueron bien expuestos en un reportaje de Laura Castellanos en la revista Gatopardo). Sí decir que en 1993 Argüelles comenzó a autodenominarse Valum Votán: tuvo una experiencia de iluminación donde se le reveló que su esencia era parte del linaje de Quetzalcóatl y de otros héroes mayas que tuvieron hermanos gemelos (como era su caso). Y alguna cosa más. Por ejemplo, que José Argüelles (Rochester, Minnesota, 1939) fue profesor de Historia del Arte, alcohólico, artista visionario, hippie, adicto al LSD, tuvo tres matrimonios, cinco hijos y fundador de la red Planet Art Network, activa en más de 90 países.

De esta corriente que marcha con la mirada puesta en 2012 hay mucha tela para cortar, y no porque los mayas fueran lo que pretenden (predictores de catástrofes o una fuente de “sabiduría cósmica”, por ejemplo) sino por el paisaje cultural y los personajes que el tema atrajo, como el tecnochamán Terence McKenna o Santiago Pando, el publicista “galáctico” cuyas frases de campaña llevaron a Vicente Fox a la presidencia de México.

Argüelles murió a los 72 años en Oregon, Estados Unidos, y dejó detrás de él a una compacta masa de seguidores (sin duda, más que los 144.000 que se había prometido reunir), quienes ya no podrán recibir sus instrucciones el Gran Día, ya que él iba a estar a cargo del “Cierre del Ciclo”.

“Tras una breve enfermedad se marchó en completa paz. Estamos solicitando a aquellos que lo amaron a mantener una vigilia sincronizada y/o ceremonia en su honor esta tarde, en muna solar 19, kin 91. Envíale tus plegarias, tu luz, y tus bendiciones para que su espíritu continúe su camino y también visualiza el Puente arcoíris y el Regreso de la Luz”, dice un comunicado distribuido por su esposa, conocida con el apodo Reina Roja, Serpiente Eléctrica.

Los escépticos que se creen capaces de contrarrestar con argumentos-danzas tribales creencias que son diluvios tal vez opinarán que falleció justo a tiempo. Como si hubiese decidido ausentarse para ahorrarse las sempiternas críticas post-fracaso milenarista, condena que ha obligado a resignificar sus profecías a los gurúes mejor plantados.

Para los creyentes en su doctrina, la desaparición física de su maestro espiritual sólo significa que ahora se ha fundido con el Tiempo. Es improbable que sus seguidores abandonen la misión que Argüelles les encomendó; lo más probable es que redoblen sus esfuerzos.

Argüelles se asumía como el portador o profeta del mensaje que los “mayas galácticos” de las Pléyades nos dejaron hace cinco mil años en sus calendarios, y que es contrario al del filme: en el año 2012 acaba un ciclo para la humanidad, pero no será el fin del mundo. El planeta se alineará con el centro de la galaxia y desde ahí una nueva frecuencia vibratoria nos llevará a una dimensión superior, que tendrá un efecto profundo sobre nuestra conciencia colectiva y hará sucumbir al sistema materialista que impera. Ese año, además, pueden regresar los mayas cósmicos a la Tierra. Sus naves surcarían nuestros cielos para llevarse a los 144 mil terrestres más evolucionados espiritualmente y conducirlos a otro planeta o dimensión para proseguir sus enseñanzas.

Que loco que se fué justo antes del gran cambio, él, Valum Votan.

Fuentes:

  •  www.factorelblog.com/2011/03/28/gambeta-a-los-presagios-      de-2012-fallecio-jose-arguelles/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s